sábado, 19 de septiembre de 2015

Resistencia: AVISO -NOTICE-

Quizá muy pronto alguien se suba al cajón más alto de la Humanidad para vocear que esto está muy mal, que es necesario un mayor "Esfuerzo Global" para evitar lo peor. Nada que no intuyamos todos, como cualquier animal cuando se acerca un desastre natural. Lo malo será que el Mensaje hablará de hecatombe, en su primera acepción, y llamará a la Comunión de unos para escamotear la Tormenta que se acerca y que, sin duda, limpiará la faz de la Tierra de aquellos que no sigan sus consignas.
Querrá convertir el Cambio Climático en el nuevo Diluvio Universal, y llamará a construir una nueva Arca a la que sólo subirán los "creyentes".

Quizá lleve razón en que estamos acelerando un proceso natural hasta convertirlo en irreversible, quizá proponga medidas de austeridad que palíen el efecto invernadero, y otras ultra-novedosas como por ejemplo: ir en bicicleta al trabajo. Tal vez  revele algún secreto científico que nos lleve a confiar en la inocuidad de la energía atómica, diciendo que: "al fin y al cabo, lo de Fukushima no ha sido para tanto", a lo mejor hasta nos insinúa algo sobre el Bosón de Higgs, y la mano generosa de Dios escondida tras él. Con toda seguridad hablará de reparto de riqueza, de solidaridad, de generosidad, de aceptación de las masas de emigrantes que huyen de la ignominia de los "infieles". 

Pero seguro que no cita en todo su discurso ni una sola vez la palabra CAPITALISMO, a que no habla de contención del crecimiento, y si lo hace, será del de "los Otros". No hablará de control de natalidad, y si lo hace, será del de "los Otros".

Queridos lectores, cuidado con los cantos de sirenas blancas, y con las promesas de Arcas flotantes. Nuestro Planeta no se lo pone fácil a nadie, especialmente a quien pretende dominarle, cierto, pero no actúa por manía Olímpica hacia los mortales, sigue las normas que le dictan otros más poderosos que él. Al fin y al cabo el sincronismo armónico de nuestro Sistema Planetario, depende del Sol, y éste de otros... Los Otros.

Si la Humanidad no se hubiera separado de preceptos alcanzados durante el Clasicismo Griego, ahora seguiría enfrentándose a los problemas del Cambio Climático, sí, pero no se sentiría culpable por ello, porque llevaría dos mil años de evolución respetuosa con el Medio Ambiente, tendría una Sociedad liberada del yugo del trabajo porque trabajaría para vivir, no viviría para trabajar en un proyecto de crecimiento continuo que nadie sabe exactamente qué sentido tiene, ni a donde lleva, ni a quién beneficia realmente, ni por qué. Ni tendría que escuchar la bronca de los que arrean el carro que les lleva tirados por nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario