jueves, 27 de agosto de 2015

Diestro Parcial vs Siniestro Total

¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Quién?
Quizá fue Eva, extramuros del Edén, después de pisar una mierda que Adán olvidó cubrir con una hoja de parra (de antiguo nos viene a los hombres lo de no bajar la tapa del inodoro), quizá fue el propio Adán al descubrir que Caín había matado al pequeño Abel; tal vez alguien que no creía en Él, o sí, pero le odiaba con o sin motivo. Fuera un Pastor, al ver todo su rebaño devorado por los lobos. Tal vez susurrado por aquél que se creía su Hijo Predilecto, al sentir en su costado el dolor punzante de la sangrante realidad. Pudo ser un Arquitecto de las Pirámides al descubrir que se había equivocado en sus cálculos trigonométricos, o un picapedrero esclavizado al darse un martillazo en el dedo; o fuera Uno maltratado por la Vida, por sus congéneres hasta la extenuación, obligado a dejar de admirar el Sol, la Luna, las Estrellas, o el Mar; recluido o ejecutado por negarse a sentir fascinación por las paranoicas alucinaciones de Otros. Coreado disimuladamente entre las notas arrastradas de los cánticos gregorianos; o entre dientes, para que no le oyeran los infinitos colaboradores de la Inquisición; gritado por una joven en la hoguera, o por un hombre ante el pelotón de fusilamiento. Tal vez fue la expresión castiza e inocente del primero que vio las vírgenes indígenas en "bolas", la rabiosa reacción de un marido engañado, o la siniestra invocación de quien adora al Mal. ¿Sabremos algún día: Quién, Cuándo, Dónde y Cómo, dijo por primera vez: "¡me cagüen dios!"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario