sábado, 15 de noviembre de 2014

Cerebro vs Corazón

El cerebro: analiza, calcula, elabora sensaciones, imagina, trata de adivinar; es el Jefe del Estado, y es conservador y egoísta como todos los jefes. Su misión es proteger al cuerpo que le sirve de vehículo para sobrevivir. Cuando no le gusta lo que le ocurre, se "chuta" alcaloides, engañándose a sí mismo con sueños y paranoias. El corazón no sabe mentir, su misión es simple y permanente. Muy realista. Es noble y cabezota: ¡pom-pon! ¡Pom-pon! Tiene muy claro lo que quiere, y a veces saca de quicio al cerebro; ese es el momento en que ambos deben conciliarse para evitar el colapso. Bueno, en realidad, es el momento en que el corazón convence al cerebro, pues siempre gana, ya que el cerebro lo necesita. El corazón puede seguir latiendo solo, sólo necesita una pila, y/o, una buena razón para seguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario